Skip Header
U.S. flag

An official website of the United States government

Money Smart

Noticias Money Smart

Historias de éxito - Invierno/Primavera de 2017

View this page in English

Última actualización: 20 de abril de 2022

Historias de éxito de los participantes del programa modelo de ahorros para jóvenes de la FDIC

Mejorar las colaboraciones entre escuelas, organizaciones sin fines de lucro y bancos, es la base de los esfuerzos de la FDIC para ayudar a los jóvenes a aprender sobre los ahorros. El programa modelo de ahorros para jóvenes de la FDIC incluyó a 21 instituciones financieras aseguradas por la FDIC durante los años escolares 2014-15 y 2015-16 para identificar enfoques de enseñanza con el fin de combinar la educación financiera con la oportunidad de que los estudiantes abran cuentas de ahorro seguras y de bajo costo. Aquí informamos sobre las experiencias de éxito que los tres bancos participantes compartieron con la FDIC durante y después del programa modelo.

Comenzamos con First Bank of Highland Park (FBHP), un banco comunitario en Highland Park, Illinois. Durante el año escolar 2016-2017, FBHP está probando un nuevo programa de Cuenta de Desarrollo Individual (IDA, por sus siglas en inglés) para estudiantes de último año de secundaria que incluye un componente de educación financiera. (Las IDA son cuentas de ahorro equivalente que permiten a las familias de bajos ingresos ahorrar dinero para una meta financiera, como comprar una vivienda, pagar la educación postsecundaria o iniciar o expandir una pequeña empresa). Los estudiantes de secundaria elegibles deben solicitar participar en el programa IDA, completar el acuerdo IDA, configurar una cuenta de ahorros y hacer depósitos mensuales. Los estudiantes también asisten a dos clases de educación financiera centradas en el ahorro y la elaboración de presupuestos impartidas por banqueros que utilizan el currículo de Money Smart. El banco también proporciona a los estudiantes boletines mensuales que contienen consejos para ahorrar y hacer un presupuesto para la universidad. Y, el banco iguala los ahorros de cada estudiante hasta $500 al final del programa, y todos los fondos se destinan a los gastos universitarios.

Esta nueva iniciativa hace parte de una asociación con College Bound Opportunities (CBO) en Highland Park, una organización que ayuda a estudiantes de alto rendimiento académico, pero de bajos ingresos en la costa norte de Chicago a ingresar a la universidad y luego graduarse. “Los estudiantes están emocionados de ahorrar su propio dinero y presumen entre ellos sobre cuánto han estado agregando a su cuenta de ahorros”, dijo Mari Najera, directora de acceso universitario en CBO. “Ayuda a motivar a los otros niños, crea un sentido de responsabilidad... y ayuda a construir una relación positiva entre los estudiantes y el banco”.

El personal de FBHP brindó educación financiera a aproximadamente 200 estudiantes cada año escolar a través del nuevo programa IDA y las clases de Junior Banking Ambassador. Denise Bryant, directora de marketing de First Bank of Highland Park, compartió con Noticias Money Smart que una de sus claves para el éxito es ser flexible al enseñar educación financiera en las escuelas, ya que algunos maestros pueden ofrecer oportunidades con un aviso previo limitado. Tener los materiales necesarios para una sesión de clase listos para usar puede ser útil. Además, ella recomienda confirmar cuánto tiempo se tiene disponible para hablar, ya que puede variar considerablemente.

Bryant también recomendó identificar a una persona, como el director, que pueda servir como el “campeón” de la educación financiera y ayudar al banquero a establecer conexiones con los maestros y otros miembros del cuerpo docente. El "campeón" también puede ayudar a identificar oportunidades para incorporar Money Smart en las lecciones de STEM (Ciencia, Tecnología, Ingeniería y Matemáticas).

Athol Savings Bank, con sede en Athol, Massachusetts, ha ofrecido el programa "Save$um" Banking & Schools (Save$um) en varias escuelas primarias locales durante más de una década. Los estudiantes pueden abrir cuentas de ahorro con libreta y hacer depósitos semanales durante un día hábil bancario en la cafetería u otras áreas comunes de la escuela, con la ayuda de estudiantes-cajeros. El programa está diseñado para educar a los niños sobre la importancia de ahorrar dinero, ser disciplinados y conocer la autosatisfacción de ver crecer su dinero.

Al comienzo de cada año escolar, el banco envía un paquete a casa con cada niño que describe el programa e incluye una solicitud para ser cajero y una nota de permiso por parte de los padres. Los estudiantes que deseen ser cajeros voluntarios completan una solicitud y son entrevistados por el personal del banco y de la escuela. El único requisito del banco para los estudiantes-cajeros es que tengan habilidades de matemáticas básicas. Cada banco escolar es operado por seis a ocho estudiantes-cajeros. “Seguimos usando estudiantes-cajeros junto con padres y otros voluntarios para ayudar a supervisar los programas”, dijo Kim Drudi, oficial de banca comunitaria en Athol Savings Bank.

Jodi Kirby, maestra de la Escuela Primaria Baldwinville en Baldwinville, Massachusetts, dijo que a través del programa Save$um Banking, “podemos proporcionar la base de la responsabilidad financiera a una edad temprana para que cuando los estudiantes se conviertan en ciudadanos productivos dentro de la comunidad, estén preparados para tomar decisiones financieras adecuadas”.

John Graziano, ex director de la Escuela Primaria Baldwinville, agregó: “Brindar experiencias de la vida real a los estudiantes mejora su aprendizaje en muchos niveles. Durante muchos años, los estudiantes del Distrito Escolar Regional de Narragansett en Templeton, Massachusetts, han fomentado las cuentas de ahorro y adquirido experiencia y lecciones de por vida, especialmente como cajeros bancarios”.

Kids smiling

Sonrisas de los estudiantes-cajeros de Save$um en la Escuela Primaria Phillipston en Phillipston, Massachusetts

Una de las estudiantes-cajeras de una escuela primaria, Elizabeth Adams, dijo anteriormente: “En mi experiencia bancaria como cajera, me encantaba trabajar con mis amigos y empleados bancarios, y mi papá era voluntario en el programa”. Agregó que la primera semana ella y sus compañeros estudiantes-cajeros no sabían qué hacer, pero en la última semana se sentían más cómodos.

Commercial Bank en Harrogate, Tennessee, se asoció con el sistema de escuelas públicas del condado de Harlan de Kentucky para brindar educación financiera a los estudiantes del 3º al 5º to grado durante el año escolar 2015-16 en las ocho escuelas primarias. La capacitación estuvo vinculada a “Smart Cents” del banco, un programa de educación financiera orientado a educar a estudiantes desde prekínder hasta octavo grado. Los maestros eligen las lecciones de Money Smart y los banqueros dirigen las clases. Los temas cubiertos incluyen la administración del dinero, el establecimiento de metas financieras, formas de invertir y donar, y la planificación y preparación para el futuro. Los empleados del banco registraron 305 horas en las aulas durante el año escolar 2015-2016. “Con aproximadamente 15 minutos de tiempo de preparación, un banquero puede estar listo para ir al salón de clases y dar una clase”, dijo Michelle Huddleston, vicepresidenta ejecutiva, directora de operaciones y directora de cumplimiento de Commercial Bank. “Nos encantan las lecciones de Money Smart y la facilidad de uso”.

Además, el programa Smarts Cents brinda a los estudiantes experiencia práctica en la apertura de cuentas de ahorro en sus escuelas. Cada escuela tiene un área designada para las actividades de recepción de depósitos, como en la biblioteca, la cafetería u otro lugar donde haya mucho tráfico de estudiantes. Los docentes dirigen cada clase al área para que los alumnos puedan realizar sus depósitos con un representante del Commercial Bank. Los estudiantes pueden abrir la cuenta con tan solo $1, ganar intereses y recibir estados de cuenta por correo.

El programa Smart Cents también tiene apoyo de la comunidad. Varias empresas, incluidos restaurantes locales, se han asociado con Commercial Bank para ofrecer a los estudiantes incentivos para ahorrar. Por ejemplo, el banco puede darle a un estudiante que abre una nueva cuenta de ahorros una ficha para una pizza gratis en un restaurante local.

Huddleston dijo: “En mis 25 años en la banca, [el Modelo juvenil de ahorros] ha sido, por mucho, la experiencia más gratificante que he tenido tanto personal como profesionalmente”.

Kids smiling

Michelle Huddleston dando clases de Money Smart a los estudiantes

Estas historias muestran cómo se puede adaptar Money Smart a diversas audiencias en diversas comunidades. La FDIC alienta a los educadores financieros a enviar sus historias de éxito a moneysmartnews@fdic.gov para su consideración en una edición futura de nuestro boletín.

Ver más casos de éxito de Noticias Money Smart.

Para obtener ayuda o información sobre cómo usar el currículo de Money Smart, comuníquese con communityaffairs@fdic.gov.


Ediciones anteriores:


Back to top