Skip Header

Federal Deposit
Insurance Corporation

Each depositor insured to at least $250,000 per insured bank

FDIC Consumer News - Verano del 2016

Cuando los pequeños cargos pueden indicar un gran delito
FDIC: FDIC Consumer News Summer 2016 - When Small Charges Can Signal a Big CrimeRevisar cada centavo en sus estados de tarjetas de crédito y débito puede ayudarle a detector un fraude

In English

Lo más probable es que la mayoría de las personas se den cuenta si usaron su tarjeta de débito o crédito para comprar un artículo costoso sin su permiso, y llamarían de inmediato al banco o al emisor de la tarjeta para reportar el error o la transacción fraudulenta. Pero es menos probable que los consumidores sospechen de cargos muy pequeños, incluyendo cargos menores a un dólar... es por eso que a los criminales les gusta hacerlos.

“Estas pequeñas transacciones pueden ser indicativos que alguien ha averiguado la información de su cuenta y la está usando para cometer un crimen”, puntualiza Michael Benardo, gerente de la Sección de Fraude Cibernético y Crímenes Financieros de la FDIC. “Es por eso que es importante estar atento ante transacciones fraudulentas, por más pequeñas que sean”.

Agrego que: “Cuando los ladrones obtienen de manera fraudulenta la información de la tarjeta de crédito o débito de otra persona y crean una tarjeta falsa, pueden probarla con una transacción pequeña, como comprar un paquete de chicles o un refresco, para asegurarse que la tarjeta falsa funciona antes de usarla en una compra grande. Si esta prueba pasa desapercibida por parte del titular de la cuenta, los ladrones usarán la tarjeta para comprar algo caro que deseen o que puedan venderlo fácilmente por efectivo”.

En un ejemplo, la Comisión Federal de Comercio alegó que un grupo de personas robó cerca de $10 millones haciendo cobros a más de un millón de tarjetas de crédito y débito que pasaron desapercibidos para la mayoría de los titulares porque las transacciones iban desde los 20 centavos hasta los $10 dólares.

Incluso un pequeño depósito que no esperaba en su cuenta de cheques o de ahorro puede ser una señal de que los criminales averiguaron la información de su cuenta y están tratando de vincular su cuenta a la de ellos para poder retirar dinero de manera fraudulenta, tal vez incluso la totalidad de su balance. Importante: Tenga en cuenta que si usted vincula sus cuentas a dos instituciones financieras diferentes, como cuando configura transferencias automáticas con propósito de inversiones o pagos, muchos bancos y otros proveedores de pagos pueden hacer cobros o depósitos de prueba de menos de $1 para verificar que se hayan hecho los arreglos adecuados.

¿Qué pueden hacer los consumidores para protegerse? Estar atento a pequeñas transacciones que usted cree que no haya hecho o autorizado. “La mejor manera de atrapar este tipo de fraude es revisar regular y exhaustivamente los estados de cuenta de su banco y de sus tarjetas de crédito, es una buena idea verificar regularmente, tal vez todas las semanas, en busca de actividad sospechosa”.

Comuníquese de inmediato con su banco o emisor de tarjeta de crédito si encuentra una transacción que no autorizó y pida que se la revisen. Los usuarios de tarjetas de débito en particular deberían informar inmediatamente una transacción no autorizada. Mientras que las protecciones federales para las tarjetas de crédito limitan perdidas por cargos fraudulentos a $50, el límite de responsabilidad de un consumidor por una tarjeta de débito puede ser de hasta $500 o más si no notifica a su banco dentro de los dos días laborales después de enterarse del robo.

Además puede preguntar en su banco o al emisor de la tarjeta de crédito sobre las precauciones adicionales que podrían tomar para prevenir el fraude en su cuenta. “Por un periodo de tiempo, pueden monitorear su cuenta más de cerca en busca de transacciones fraudulentas”, acota Benardo. “O también pueden determinar que la mejor forma de actuar es cerrar su cuenta actual y emitirle una nueva tarjeta con un nuevo número de cuenta.”

Para aprender más sobre cómo mantener a salvo del fraude sus tarjetas de crédito y débito, consulte el artículo en inglés de la primavera 2013 de FDIC Consumer News. Para más información sobre protección al consumidor, consulte la edición de invierno 2016.

 

“Cuando los ladrones obtienen de manera fraudulenta la información de la tarjeta de crédito o débito de otra persona y crean una tarjeta falsa, pueden probarla con una transacción pequeña, como comprar un paquete de chicles o un refresco, para asegurarse que la tarjeta falsa funciona antes de usarla en una compra grande” puntualiza Michael Benardo, gerente de la Sección de Fraude Cibernético y Crímenes Financieros de la FDIC.

 

Skip Footer back to content