Skip Header

Federal Deposit
Insurance Corporation

Each depositor insured to at least $250,000 per insured bank

FDIC Consumer News - Invierno de 2016

Proteja su "hogar cibernético" con una base sólida

In English

FDIC: FDIC Consumer News Winter 2016 - Protect Your “Cyber Home” With a Solid Foundation

Pasos simples para proteger sus computadoras y aparatos móviles para servicios bancarios y compras por Internet

Su hogar tiene cerrojos en las puertas y las ventanas para proteger a su familia y evitar que los ladrones roben dinero, aparatos electrónicos, joyas y demás pertenencias físicas. Sin embargo, ¿cuenta con medidas de disuasión para evitar la pérdida o el robo de activos electrónicos, incluida información de cuentas bancarias y demás información que conste en sus computadoras personales, en su hogar y al realizar compras y operaciones bancarias de forma remota por Internet?

"Piense en todos los puntos de acceso hacia y desde su computadora, por ejemplo, conexiones de Internet, cuentas de correo electrónico y redes inalámbricas", dijo Michael Bernardo, gerente de la Sección de Fraudes Cibernéticos y Delitos Financieros de la FDIC. "Siempre se deben proteger. De lo contrario, es similar a dejar la puerta de entrada abierta de par en par mientras uno esté fuera para que cualquier persona pueda entrar y llevarse lo que desee".

Tenga en cuenta las siguientes estrategias.

Para servicios bancarios mediante computadoras o aparatos móviles

Tome precauciones adicionales al iniciar sesión en cuentas bancarias y demás cuentas financieras. Entre estas medidas se incluyen usar identificaciones y contraseñas de usuario "complejas" eligiendo combinaciones de minúsculas y mayúsculas, números y símbolos que sean difíciles de adivinar por los piratas informáticos. No use su fecha de nacimiento, dirección ni otras palabras o números que los estafadores pudieran descubrir o adivinar con facilidad. Tampoco use la misma contraseña para diferentes cuentas porque si un delincuente obtiene la contraseña puede iniciar sesión en las otras cuentas. Mantenga en secreto sus identificaciones y contraseñas, y cámbielas con regularidad. Asegúrese de cerrar sesión de cuentas financieras cuando finalice las transacciones o se aleje de la computadora.

Considere usar una computadora aparte exclusivamente para compras y servicios bancarios en línea. Cada vez más personas compran computadoras básicas y las usan únicamente para servicios bancarios en línea y no para navegar por Internet, enviar mensajes de correo electrónico, relaciones sociales electrónicas, jugar juegos ni otras actividades que resulten más susceptibles a software malintencionado (conocido generalmente como "malware") y que puedan obtener acceso a computadoras y robar información. Como alternativa, puede usar una computadoras antigua con este fin limitado, pero desinstale cualquier software que ya no necesite y analice toda la computadora para corroborar la existencia de software malintencionado antes de proseguir.

Tome precauciones si proporciona información financiera sobre cuentas a terceros por Internet. Por ejemplo, algunas personas usan servicios de "agregación de cuentas" que, desde un único sitio web, pueden ofrecer una manera conveniente de pagar facturas, supervisar saldos de cuentas de depósito e inversión, e incluso llevar un registro de las millas de viajero frecuente. Si bien estos sitios web pueden resultar beneficiosos, también pueden suponer posibles problemas vinculados con la seguridad de la información de la cuenta que compartió con ellos. Si desea usar sus servicios, investigue a fondo a la empresa que se encuentra detrás del sitio web, lo cual incluye asegurarse de que esté tratando con una entidad legítima y no un sitio fraudulento. También consulte qué protecciones ofrece el sitio web si este experimenta una filtración de información o pérdida de datos.

Revise periódicamente sus cuentas bancarias para detectar signos de fraude. Si realiza operaciones bancarias en línea, controle las cuentas de depósito y las líneas de crédito en intervalos regulares para detectar e informar errores o transacciones fraudulentas, como lo haría al revisar un resumen impreso. Los servicios bancarios en línea facilitan y aceleran la supervisión de las cuentas. Esto es importante porque mientras más pronto pueda detectar un problema con una transacción, más sencillo resultará resolverlo.

Las leyes federales en general limitan su responsabilidad del uso no autorizado de sus tarjetas de débito, crédito y prepagas, en especial si informa el problema a la institución financiera en los plazos especificados, que varían según las circunstancias (consulte la página 8 para conocer más detalles). Un buen principio rector consiste en revisar sus cuentas en línea una o dos veces por semana. Además, muchos bancos facilitan el seguimiento de las cuentas por parte de los clientes mediante la oferta de alertas por correo electrónico o mensajes de texto cuando los saldos descienden por debajo de un determinado nivel o bien cuando se produce una transacción que supere un monto específico.

Sugerencias básicas sobre seguridad

Mantenga actualizado el software. Los fabricantes de software permanentemente actualizan sus productos para solucionar vulnerabilidades o deficiencias de seguridad cuando las encuentran. "Todo el software se debe revisar y actualizar según la recomendación general del fabricante o cuando se encuentran fallas", explicó Kathryn Weatherby, especialista en exámenes de fraudes de la FDIC. "Este consejo se aplica a todo desde el sistema operativo hasta el software de procesamiento de texto, los navegadores de Internet, el software de hojas de cálculo e incluso las aplicaciones de fotografía cibernético . Una vulnerabilidad en un programa de software, independientemente de qué tan insignificante pudiera parecer, puede ser aprovechada por un pirata informático y ser empleada como ruta de ingreso a toda la computadora".

Algunos fabricantes de software pueden publicar "revisiones" que debe instalar para actualizar un programa. Otros simplemente pueden brindarle una versión totalmente nueva del software. "Antes de instalar cualquier software que reciba, asegúrese de que sea legítimo, especialmente si se le envía por correo electrónico", afirmó Benardo. "Corrobore el sitio web del fabricante del software o comuníquese directamente con la empresa para verificar la validez de la actualización. Cómo es conocido los delincuentes imitan a los proveedores de software que proporcionan actualizaciones de seguridad cuando, en realidad, distribuyen malware. Una vez que confirme que la actualización es legítima, instálela tan pronto le resulte posible para corregir cualquier falla de seguridad que pudiera existir".

Instale software antivirus que evite, detecte y elimine programas malintencionados. Los malhechores y los piratas informáticos siempre desarrollan nuevo malware para obtener acceso a las computadoras y robar información, por ejemplo, contraseñas de cuentas o números de tarjetas de crédito y débito. Es posible que estos programas también puedan destruir datos de unidades de disco duro infectadas de la computadora.

El malware puede introducirse en la computadora de muchas formas, tal vez como archivo adjunto de un correo electrónico, un archivo descargado de un sitio web infectado o bien de un disco o un aparato de memoria contaminado. Defiéndase instalando software antivirus que periódicamente se ejecute en segundo plano en la computadora para buscar y eliminar malware. También asegúrese de configurar el software para que se actualice automáticamente de modo que pueda protegerlo del malware más reciente. Para obtener más información sobre malware, consulte "Protéjase del malware: ¡Piense antes de hacer clic!".

Use un programa cortafuegos para evitar el acceso no autorizado a su computadoras. Un cortafuegos es una combinación de hardware y software que establece una barrera entre la computadora personal y una red externa, por ejemplo, Internet, y luego, supervisa y controla el tráfico de red entrante y saliente. En términos simples, un cortafuegos actúa como un guardián que ayuda a repeler a los piratas informáticos, el malware y demás intrusos que intenten acceder a su computadora desde el Internet.

Emplee únicamente productos de seguridad procedentes de empresas reconocidas. Algunos cortafuegos y software antivirus se pueden comprar, mientras que otros son gratuitos. De cualquier modo, resulta una buena idea analizar estos productos leyendo resumenes en publicaciones informáticas y de consumidores. Busque productos que tengan clasificaciones elevadas respecto a la detección de problemas y la oferta de asistencia técnica si se infecta la computadora. Otras maneras de seleccionar los productos de protección adecuados para la computadora consisten en consultar al fabricante de la computadora o del sistema operativo, o bien pregúntele a una persona reconocida como experta en informática.

Aproveche las funciones de seguridad de Internet. Cuando realice operaciones bancarias en línea, compre por Internet o complete una solicitud por la cual se pida información personal confidencial, por ejemplo, números de cuentas bancarias, de tarjeta de crédito y de tarjeta de débito, asegúrese de estar operando con empresas reconocidas. También puede confiar en mayor grado en un sitio web que cifre (codifique) la información cuando sale de su computadora o ingresa en ella. Busque un símbolo de candado en la página y la dirección web que comienza con "https://." La "s" significa "seguro".

Además, las versiones actuales de los navegadores de Internet y los motores de búsqueda más populares a menudo indicarán si visita un sitio web sospechoso o una página que no se pueda verificar que es de confianza. Resulta más adecuado no permanecer en páginas con estos tipos de advertencias. Revise las instrucciones para el usuario del navegador de Internet y explore las pestañas "herramientas" y "ayuda" para obtener más información sobre la configuración de seguridad y las alertas que se ofrecen.

Tenga cuidado dónde y cómo se conecta a Internet. Una computadora pública, como la de un cibercafé o del salón de negocios de un hotel, pueden no tener un software de seguridad actualizado y podría estar infectada con malware. De manera similar, si usa una computadora portátil (por ejemplo, una laptop o un aparato móvil) para sus servicios bancarios en línea o para realizar compras, evite conectarla a una red inalámbrica (Wi-Fi) en un "punto de acceso" público como una cafetería, un hotel o un aeropuerto. La red Wi-Fi de áreas públicas puede ser usada por delincuentes para interceptar las señales de su aparato y como punto de obtención de información personal.

En definitiva, especialmente en lo relativo a cuestiones confidenciales tales como servicios bancarios en línea y actividades en las que interviene información personal, tenga en cuenta únicamente obtener acceso a Internet mediante su propia computadora a través de una conexión segura y de confianza, y conectar las computadoras portátiles y los aparatos móviles solamente a redes confiables.

Para obtener más sugerencias sobre la seguridad de computadoras e Internet para clientes de bancos, mire la presentación multimedia de la FDIC "No sea víctima en Internet: cómo protegerse contra ladrones de Internet y estafas electrónicas". También visite OnGuardOnline (www.alertaenlinea.gov) para obtener información del gobierno federal sobre cómo permanecer protegido en Internet. Este sitio incluye videos de la Comisión Federal de Comercio (FTC, por sus siglas en inglés) sobre qué se debe hacer si piratean su cuenta de correo electrónico o un malware ataca su computadora.



Skip Footer back to content