Skip Header

Federal Deposit
Insurance Corporation

Each depositor insured to at least $250,000 per insured bank

FDIC Consumer News - Verano del 2016

Usar y elegir la cuenta bancaria correcta
Consejos para aprovechar al máximo sus cuentas de cheques y de ahorros

In English

FDIC: FDIC Consumer News Summer 2016 - Choosing and Using the Right Bank Account

Al momento de administrar su dinero, tener las herramientas correctas puede hacer toda la diferencia. Es por eso que es de gran ayuda comenzar por abrir una cuenta bancaria que se ajuste a su estilo de vida y sus objetivos financieros. FDIC Consumer News ofrece consejos simples que le ayudan administrar sus cuentas de cheques y de ahorros de manera sabia y eficaz.

Antes de abrir una cuenta

Considere qué es lo que quiere de una cuenta bancaria. Piense sobre su vida diaria y sobre cómo quiere manejar su dinero. Por ejemplo: ¿Recibe usted regularmente un cheque de pago o una pensión fija, o varía la cantidad y la frecuencia de sus ingresos? ¿Prefiere pagar sus compras en efectivo, con tarjetas de crédito, tarjetas de débito, cheques de papel o servicios de facturación en línea? ¿Uno de sus objetivos financieros es apartar regularmente dinero para ahorrar? ¿Le preocupan posibles sobregiros y los cargos en los que puede incurrir como resultado? Las respuestas a preguntas como estas le ayudarán a tomar una decisión informada para así abrir una cuenta bancaria que funcione para usted.

Comparación de las ofertas. Existen muchos tipos de productos y servicios bancarios, cargos, tasas de interés y ofertas especiales de promoción varían de institución en institución. Algunos bancos cobran cargos por usar cajeros automáticos (ATM, por sus siglas en inglés) de otros bancos, mientras que otros no cobran e incluso posiblemente pueden reembolsar cargos a los clientes (hasta cierta cantidad) que cobre el dueño de ATM. Así que si usted retira seguido dinero de los ATM, averigüe en detalle cómo se manejan los cargos de ATM antes de suscribirse.

Además, algunas cuentas bancarias pueden tener requisitos de balance mínimo o cargos de mantenimiento mensual. Muchos bancos reducen o incluso eliminan estos requisitos si le depositan su cheque de pago directamente o si cumple con un número mínimo de transacciones electrónicas.

Lea el contrato del banco que describe los términos y condiciones de la cuenta antes de tomar una decisión final. Las reglas federales obligan a que se divulgue cierta información a los consumidores antes de abrir una cuenta. Puede revisar el contrato de una cuenta bancaria en línea o línea o visitar un sucursal. Leer un documento legal puede sonar intimidante o que toma mucho tiempo, pero muchos bancos ofrecen divulgaciones simplificadas y, además, vale la pena saber cómo funciona una cuenta para garantizar que entiende todos los aspectos de la cuenta, incluyendo los posibles cargos y cuándo pueden ser valorados. Esa es la mejor forma para evitar sorpresas.

Administrar una cuenta

Siga sus transacciones y el balance de sus cuentas. Algunos clientes usan papel y lápiz, un registro de cheques, una hoja de cálculos en la computadora, un sitio web o una aplicación para garantizar estar al tanto de lo que sucede en sus cuentas. Cualquiera sea el método que escoja, lleve registro de toda transacción (ya sea un depósito, cheque, transacción en ATM, transacción de tarjeta de débito o pago de facturas en línea) a fin de manejar eficientemente su dinero y evitar gastar más dinero de lo que le gustaría. También puede monitorear sus transacciones usando servicios en línea que le brinda su banco. Además, muchos bancos ofrecen alertas por correo electrónico o mensajes de texto para notificar a los clientes cuando el balance de su cuenta cae por debajo de un nivel específico o cuando un cheque ha sido cobrado.

Entienda cómo evitar cargos por sobregiro por retirar más dinero de lo que tiene su cuenta. Desde hace mucho, abrir una cuenta de cheques es la forma en que consumidores establecen una relación con la institución financiera. Sin embargo, es posible que una cuenta de cheques tradicional no sea para todo el mundo y puede volverse rápidamente dañina para sus finanzas si no tiene cuidado de evitar cargos, incluyendo los cargos por sobregiro.

Hoy en día, muchas instituciones financieras ofrecen cuentas de cheques “sin cheques”. Este tipo de cuentas por lo general no viene con la capacidad de escribir cheques de papel, pero le permite a los clientes pagar facturas, hacer compras y retirar dinero electrónicamente utilizando servicios bancarios en línea o usando tarjetas de débito o aplicaciones móviles.

Las cuentes sin cheques pueden ser una excelente opción para los consumidores que prefieren usar la computadora, el teléfono inteligente o dispositivo móvil para hacer trámites bancarios. Por lo general, estas cuentas no tienen la capacidad de poder sobregirar, por lo que los usuarios no se verán afectados por los altos cargos de sobregiros o fondos insuficientes que tienen muchas cuentas de cheques tradicionales.

Para aquellos que prefieren las cuentas de cheques tradicionales, deben considerar cuidadosamente la opción de “acceder” (estar de acuerdo) a los cargos de cobertura. La mayoría de los bancos ofrecen programas de sobregiro que les permiten a los clientes hacer retiros de ATM o realizar ciertas transacciones con tarjeta de débito que excedan el balance disponible. Estas transacciones de sobregiro ocasionan cargos que pueden llegar a $35 o más por cada sobregiro, pero los bancos solo tienen permitido cobrar cargos por pagar una transacción en ATM o de tarjeta de débito por transacciones individuales si el cliente accedió a una cobertura de sobregiro.

Si elige no acceder, tenga cuidado porque se declinarán las transacciones en ATM o de tarjeta de débito por única vez que excedan los fondos disponibles en su cuenta.

“Piense detenidamente antes de decidir acceder a esta clase de programas que se basan en cargos de sobregiros” expresó Heather St. Germain, una especialista sénior en asuntos del consumidor de la FDIC. “Le pueden cobrar cargos de sobregiros varias veces en un día porque la mayoría de los bancos cobran una cargo separado por cada transacción que exceda el balance de su cuenta, por lo que el costo puede aumentar rápidamente”.

Otra opción es preguntar en su banco si puede vincular su cuenta de ahorros a su cuenta de cheques para transferir fondos automáticamente para cubrir transacciones cuando no tenga suficiente dinero en su cuenta de cheques. Un banco puede cobrar un cargo por este servicio de transferencia automática, pero es generalmente menor que un cargo por sobregiro. Averigüe cómo comparar cargos revisando el contrato de la cuenta bancaria o el programa de cargos. Estos documentos están generalmente disponibles en línea o usted los puede recoger en un sucursal local del banco.

La forma más fácil de evitar cargos por sobregiro es vigilar atentamente el balance de la cuenta y cuánto planea gastar. Además, asegúrese de tener saldo suficiente en la cuenta para cubrir cualquier pago automático (generalmente mensual) que tenga programado.

Inscríbase para depósito directo de sus cheques de pago y de beneficios. El depósito directo permite que se deposite electrónicamente su dinero de manera segura en su cuenta bancaria. Con esta función no tiene que preocuparse en tomar tiempo para ir a depositar usted mismo. Además, este servicio le puede ayudar a ahorrar, ya que puede configurar el depósito directo para que automáticamente aparte un monto de su cheque y lo envíe a la cuenta de ahorros.

Adicionalmente, algunos bancos ofrecen incentivos si se inscribe para el depósito directo, como aumentar la tasa de interés de la cuenta o eximir ciertos requisitos y cargos de balance mínimo.

Gane más intereses, pero tenga cuidado con las condiciones. Si tiene dinero en su cuenta de cheques que no planea usar de inmediato, una buena estrategia personal y financiera para ahorrar a corto plazo y ganar más intereses es moverlo a una cuenta de ahorros o a un certificado de depósito (por un periodo de tiempo establecido). Pero antes de cambiar cuentas, averigüe si existen restricciones o requisitos.

“Tenga en cuenta las limitaciones sobre qué tan pronto puede retirar fondos de un certificado de depósito sin pagar una penalidad, y restricciones en el número de extracciones en un mes desde una cuenta de ahorros” dice Luke W. Reynolds, jefe de la Sección de Extensión y Desarrollo de Programas de la FDIC. “Su institución también puede ofrecer una cuenta de cheques diferente que paga una tasa de interés mayor, pero que pueda necesitar ciertos requisitos, como tener una cantidad fija de retiros que pueda hacer mensualmente con su tarjeta de débito. Asegúrese de que vaya a poder cumplir con cualquier requisito basándose en cómo maneja sus finanzas normalmente”.

Ayude a proteger sus cuentas contra robos y fraude. Revise regularmente sus cuentas en busca de transacciones sospechosas. Proteja sus contraseñas y números PIN. Evite además presionar enlaces o responder a correos electrónicos que soliciten información personal como su número de seguro social y cuenta bancaria, aunque parezcan legítimos. Eso se debe a que los criminales arman sitios web y correos electrónicos ficticios que dicen ser agencias del gobierno o empresas confiables. En general, las empresas legítimas nunca se comunicarían con usted para pedirle información importante si usted no se comunicó primero. Comuníquese con su banco para aprender más sobre que características de seguridad ofrece o que consejos sugiere para sus clientes.

En conclusión: Tener una cuenta bancaria produce beneficios importantes, incluyendo acceso a servicios financieros seguros y asequibles en las buenas y en las malas. Si elige bien y administra sabiamente, su relación bancaria puede evolucionar y crecer a medida que lo hace usted, permitiéndole acceso a más opciones de crédito, ahorros e inversiones cuando usted esté listo y cuando lo necesite.

Para obtener más consejos e información sobre abrir y administrar una cuenta de cheques o de ahorros, busque por tema en las ediciones más recientes de FDIC Consumer News y (en inglés) www.mymoney.gov.

 

Lleve registro de toda transacción (ya sea un depósito, cheque, transacción en ATM, transacción de tarjeta de débito o pago de facturas en línea) a fin de manejar eficientemente su dinero y evitar gastar más dinero de lo que le gustaría.

 

Skip Footer back to content